¡Somos lo que comemos #Totalplayers!

Tan importante es el entrenamiento de nuestro chicos como su alimentación.
Por eso es importante seguir unas pautas y llevar una vida saludable ya que de esta manera evitaremos lesiones y mejoraremos nuestro rendimiento deportivo.
Es importante comer poco y varias veces durante el día, la recomendación serían un mínimo de cinco comidas con cantidades moderadas de los alimentos que nos aporten los Hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales necesarios para nuestra actividad diaria.
Los hidratos de carbono son los encargados de aportar energía al organismo “nuestra gasolina”, su consumo tendría que ser del 50%-60% de las calorías de nuestra dieta. Los encontramos de manera mayoritaria en los alimentos siguientes: Cereales, tubérculos (patata), legumbres (Habas, guisantes, judías…), la pasta es ideal en el ámbito del fútbol por ser un hidrato de carbono de absorción lenta, permitiéndonos con una buena planificación aprovechar todos sus nutrientes durante la competición y el arroz. Sería bueno aportar a nuestra dieta la pasta y el arroz integral ya que este contiene más nutrientes y sobretodo fibra.
Las proteínas tienen un factor estructural, nos sirven para regenerar y construir a nivel muscular, son clave en el ámbito deportivo por su aportación de energía inmediata a alta intensidad. Encontramos los siguientes alimentos como la leche y sus derivados, carnes, pescados y huevo. Sería bueno decantarnos por las carnes magras que tienen un menor contenido de grasas como el pavo o el pollo y reducir el consumo semanal de carne roja por su contenido en grasa y colesterol (entre otros). El pescado blanco también es un buen aliado para nuestras cenas, permitiéndonos efectuar una mejor digestión que con las carnes y aportándonos proteínas de alto valor biológico, siendo buenos ejemplos la merluza, el rape o el bacalao. También hay que reducir el consumo de pescado azul a dos o tres veces a la semana, sin dejar de consumirlo ya que nos aporta cantidades elevadas de omega 3, ejemplos de esta variedad de pescado sería el atún o el salmón.
Las grasas son necesarias en nuestro organismo ya que sin ellas muchas de las vitaminas no podrían sintetizarse de manera correcta en el cuerpo, causando múltiples problemas en el organismo. Tiene una función importante de energía de reserva, ejemplos como el aceite o los frutos secos son opciones saludables en dosis moderadas y con un aporte de grasas favorable.
Recuerda que todas estas pautas han de ir acompañadas de otros buenos hábitos como el entrenamiento semanal o el descanso suficiente.
Todos ellos forman una fórmula perfecta para que puedas rendir al máximo nivel y sobre todo para que puedas tener una vida sana y saludable.

Tu camino, nuestro camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *